Receta: Picadillo “cubano”

Ayer hice picadillo “cubano” y varias personas me pidieron la receta.  Pongo cubano entre comillas, porque mi esposo, quien salió de Cuba en el 2010, se rie mucho mies recetas y cómo yo me complico la vida para conseguir todos y cada uno de los ingredientes.   Me dice: “yo no puedo con estas recetas (esto aplica a todas) con tanto ingrediente, que si bacon, que si pasas, que si sazón, que si carne de res… en Cuba se cocina con lo que haya, mi abuela hasta le echaba queso crema a los frijoles cuando no conseguíamos mantequilla o aceite.   ¿Cuantas libras de carne lleva esa receta, tres? Si encuentras una libra de carne en Cuba eres afortunado”.

Aquí les dejo mi receta que no falla.

Por cada libra de carne molida vas a añadir los siguientes ingredientes:

2 cuchardas de sofrito
1 sobre de sazón con achiote
4 cucharadas de salsa de tomate
2 cuchadaras de sazón completo Badía
Aceitunas y pasas a gusto
*Le puedes echar papitas picadas si quieres, pero recuerda cocinarlas antes
Yo echo la carne en un bowl, añado todos los ingredientes para sazonarla, la  cocino en un sartén, le echo  muchas pasas y aceitunas y listo. El picadillo se puede servir con un arrocito blanco por el lado o hasta con congrí.  Unos “amarillos”  no vendrían nada mal.  ¡Suerte que aquí en London vende Badía!  Para mi ese producto es indispensable.  Me cuentan como les queda si alguien la hace.
¡Buen provecho!

 

Mi primera nevada

Cuando me mudé a London una de las emociones más grandes era ver nieve.  Nunca había visto nieve y el hecho de que nevara en cualquier momento me tenía súper emocionada.  De más está decir que fui una exagerada comprando ropa de invierno, ya con el tiempo aprendí que no necesito tanto, que tengo que vestirme en layers y que me veia bien ridícula con tanto abrigo, pero es tema para otro post.

Yo me mudé a London en Agosto del 2015 y la gente me deciía que en octubre del año pasado había nevado.  Yo, como buena newbie, estaba esperando nieve en octubre cuando el clima todavía estaba en los 70, en noviembre, en diciembre cuando el clima seguía en los 70.  Nada, casi se pasa el invierno entero y cero nieve.  Yo estaba bastante molesta porque no acababa de nevar.

Para resumir la historia, no nevó hasta marzo del 2016.  Anunciaron una tormenta de nieve y la naturaleza se encargó de enviar suficiente para que yo no quisiera ver más hasta el próximo invierno.  La tormenta dejó 18″ de nieve, estuvimos encerrados en la casa cuatro días, descubrí lo que era es el “cabin fever”.

La gente tiene la idea de que caen 3″ pulgadas de nieve y enseguida hay que palear.  Eso no es así, cuando caen 18″ pulgadas de nieve se palea, cuando caen 3″, 4″ o 5″ eso se derrite solo.  Además, cuando se anuncia nieve se echa sal y ya eso ayuda con el proceso de que todo se derrita.  Así que cuando vean fotos de sus amigos disfrutando de la nieve no piensen que la nieve no se disfruta.  Yo me la disfruto y es hermoso verla caer.

Anyway, esta vez nos tocó palear y limpiar el carro.  Aquí les dejo una breve demostración de mis infalibles técnicas para limpiar el carro.